Grissinnis variados

¡Ya llegan los amigos a casa! Los grisinnis son perfectos para un picoteo informal

¿Vas a organizar un picoteo en casa y no quieres poner la típica barra de pan hecha rebanadas? Pues, aunque no seas un experto panarra casero, te aseguro que estos grisinnis tan originales no te van a resultar nada complicados de hacer. Tanto valen como aperitivo para comenzar una comida o directamente como los usé en esta Ensalada Capresse que preparé hace un tiempo.

Se trata de preparar una masa de pizza con un toque un poco más graso ya que lleva mantequilla entre sus ingredientes.No es necesario dejarlos levar demasiado porque, al final, serán tostados y crujientes. Si tienes niños en casa, pueden ayudarte a formar los palitroques, dejando volar su imaginación con formas diferentes.

Así que ya sabes, anímate a prepararlos en casa. Sabrás lo que contienen y podrás variar ingredientes y decoración.

 

Para 10 piezas ,dependiendo del tamaño, necesitaremos:

-Para la masa:

125 gr de harina de espelta blanca o panificable

65 gr de agua

15 gr de Aceite de oliva

12 gr de mantequilla

3 gr de sal

2 gr de levadura

-Para la decoración:

Semillas de sésamo

Sal en escamas

 

Atrévete con estos palitroques…serán originales y divertidos. ¿Comenzamos?

Agrega todos los ingredientes de la lista de la masa en tu bol amasador y trabájala a velocidad baja hasta que se agarre del gancho.

Retira la masa del bol y pásala a una superficie de trabajo ligeramente enharinada para darle un poco de forma boleando ligeramente. Deja reposar unos minutos para que la masa se relaje y se pueda trabajar fácilmente.

Si tienes niños en casa, aquí te pueden ayudar.

Divide la masa en 10 porciones de unos 20 gramos de peso y estíralas en bastones de unos 15-20 centímetros de largo y espolvorea someramente con harina. Una vez estén todos estirados, toma cada bastón y dale la forma que quieras colócalos directamente en la bandeja del horno. Forma espirales, bastones, zig-zag, rosquillas,…lo que se te ocurra. Puedes decorarlos con semillas de sésamo o escamas de sal.

Conecta el horno a 190ºC y hornéalos durante unos  18-20 minutos. Deben quedar crujientes y tostados. Déjalos enfriar en una rejilla y conserva en una lata limpia de metal

¡Vamos a presentar nuestras creaciones!

En una mesa informal, puedes poner los grisinnis directamente en la mesa cerca de las fuentes de picoteo. Son tan originales que servirán de decoración al conjunto. Los puedes formar como un lazo y usarlos de servilletero…¡y luego se pueden comer!

 

A tener en cuenta:

  • Deja una pieza de prueba para que puedas romperla y verificar que ha quedado crujiente. Si no fuera así, baja el calor del horno a 175ºC y hornea 10 minutos más.
  • Yo he usado harina blanca de espelta. Si tú no la consigues fácilmente, opta por harina panificable convencional.
  • Puedes versionar la receta sustituyendo harina blanca por integral. Te recomiendo que al menos aportes un 25% de grano integral. Incluso puedes añadir un toque de queso parmesano a la mezcla.
  • Evita usar especias delicadas o que al hornear puedan cambiar de sabor, como el pimentón o alguna hierba que se pueda tostar demasiado.
  • Si se te hace poca cantidad, puedes doblar o triplicar los ingredientes.

 

 

 

Sobre el autor: Iván Alonso

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se publicará.

Información sobre protección de datos:

Responsable: Iván Alonso Jiménez.

Fin del tratamiento: Controlar el spam, y gestionar los comentarios.

Legitimación: Tu consentimiento.

Comunicación de los datos: No se publicarán los datos, salvo por obligación legal.

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad u olvido.

Contacto: panescongarra@gmail.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.