bollos

Bollos holandeses de canela #1libro1pan

Comencemos nuestro reto #1libro1pan con estos jugosísimos bollos de canela presentados en forma de pastel. Desde el libro de Ibán Yarza, Pan Casero, he sacado esta receta, que tanto nos vale para hacer los bollos individuales como para presentarlos en forma de pastel del cual cada cual va tomando la porción que le apetezca.

Pan casero, es el primer libro de mi biblioteca panarra y no dude en proponer estos bollos como inicio del reto #1libro1pan

Este libro es de los primeros que atesoro en mi biblioteca y cuando quiero contrastar alguna receta o rectificar alguna fórmula particular, siempre recurro a él porque suele darme pistas muy certeras de lo que busco. De este libro han salido las bases de mi receta de pan de molde o mis primeros roscones de reyes, aunque estos últimos han sufrido más variaciones por gustos particulares y aprendizaje propio de las masas. De todos los libros que tengo, es el primero que me viene a la mente cuando me piden una recomendación para principiantes, pues resulta muy ligero de lectura y completo y variado en cuanto a recetario. Todo un acierto si estas empezando en este mundillo. ¿Comenzamos la receta?

bollos
Bollos holandeses de canela

Ingredientes para 10-12 bollos

Masa
  • 500 g de harina de fuerza
  • 230 g de leche
  • 80 g de mantequilla
  • 25 g de azúcar blanco
  • 1huevo (unos 55 g)
  • 3 g de levadura seca
  • 8 g de sal
  • ralladura de medio limón
Relleno
  • 120 g de mantequilla
  • 2 cucharadas soperas de canela
  • azúcar panela suficiente para cubrir la plancha
Glaseado opcional
  • 50 g de azúcar glas
  • Zumo de limón suficiente para humedecer el azúcar y formar el glaseado

Elaboración de los bollos

Mezcla todos los ingredientes de la masa hasta formar una masa amalgamada casi por completo y deja reposar unos 15 minutos para que se deje manejar en el formado.

Cuando la preparación esta lista y se haya tornado a lisa y brillante pásala a la mesa de trabajo, amasa convenientemente haciéndola rodar sobre sí misma, boleándola y deja reposar unos 30-40 minutos. Este reposo nos permitirá estirar bien la masa de los bollos sin que se rompa, ya que habrá comenzado el proceso de fermentación y, además, el gluten estará a punto.  Tapa la masa con un trapo húmedo para que no haga costra y deja reposar. A partir de aquí, la receta del libro forma bollos individuales que enrolla sobre si mismos en la mezcla de azúcar y canela. Yo preferí cambiar la presentación como verás a continuación.

bollos
Detalle de los bollos

Con la mesa de trabajo limpia y seca, espolvorea un poco de harina sobre la misma para presentar la masa y estirar a rodillo hasta conseguir una plancha de aproximadamente 40×50 centímetros. Extiende la mezcla de mantequilla y canela y cubre generosamente con azúcar panela. Enrolla la masa y envuelve en papel film para refrigerar unos 30 minutos. Esto es importante, sobre todo a nivel estético, ya que la mantequilla de endurece un poco y al cortar las porciones no se pierde el efecto capa/relleno.

Corta porciones de 4 centímetros y preséntalas en el molde elegido y con una separación tal, que al fermentar y hornear quede bien apretado y sin huecos entre ellos. Con una separación entre bollos de un dedo será más o menos suficiente.

Si usas un recipiente bonito de cerámica, los bollos lucirán bonitos en cualquier mesa de desayuno o merienda

Puedes usar el molde o recipiente que quieras, desde los típicos redondos, como el que usé yo, de silicona o metálico o alguno bonito de cerámica o vidrio en el que lo puedas trasportar y presentar los bollos directamente en la mesa de merienda. Si optas por moldes, intenta que no sean de base desmontable porque al hornear, el relleno se puede salir un poco.

En este momento puedes optar por una fermentación normal y sencilla de entre 90 minutos y dos horas o bien llevar a nevera (bien tapado) y hacer una fermentación larga de 6 u 8 horas. En cualquier caso, una vez decidas hornear, hazlo a 220ºC durante 30 minutos. La receta opta por 240ºC durante tan solo 10 minutos porque Iban propones piezas individuales y más pequeñas. Es cuestión de elegir que formato prefieres tú. En cualquier caso, sabrás que está horneado cuando un agradable aroma a canela y mantequilla inunde tu cocina.

bollos
Fíjate que jugosos quedan los bollos y como se diferencian las capas

Para la presentación. Prepara el glaseado de limón mezclando el azúcar glasés con zumo de limón a demanda, hasta que se forme una pasta blanca traslucida con la densidad de unas natillas.

Si quieres saber más sobre este reto, en mi post #1libro1pan te lo explico todo. Es muy sencillo. ¡Anímate!

Sobre el autor: Iván Alonso

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se publicará.

Información sobre protección de datos:

Responsable: Iván Alonso Jiménez.

Fin del tratamiento: Controlar el spam, y gestionar los comentarios.

Legitimación: Tu consentimiento.

Comunicación de los datos: No se publicarán los datos, salvo por obligación legal.

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad u olvido.

Contacto: panescongarra@gmail.com