Sachër

Mini Brownie Sachër

En este cuarto reto, desde La Cocina de Tesa, me ha propuesto que prepare un bizcocho que me recuerde a una tarta Sachër, y no se a ustedes, pero a mí me pasa que pensar en esa tarta, el sabor profundo a chocolate me viene a la mente y a las papilas gustativas…igual que cuando me como un brownie, ¿verdad?

Pues aquí mi versión de Sachër: un brownie abizcochado con base de cobertura de chocolate y coronado con mermelada al gusto. Luego unos toques de chocolate blanco y moras frescas a modo de decoración y ya tenemos una merienda lista. Es ideal tomarlo con un té suave que contrarreste la potencia del cacao del brownie, pero eso lo dejo a tu elección. Veamos cómo prepararlo.

Te propongo un té suave para acompañar esta Sachër con un profundo sabor a chocolate.

Ingredientes para 6-7 brownies pequeños:

Brownie
  • 125 g de chocolate negro
  • 100 g de azúcar panela
  • 2 huevos
  • 50 g de mantequilla
  • 75 g de harina
  • Media cucharadilla de polvo de hornear*
Coberturas de chocolate y decoración:
  • 100 g de chocolate negro
  • 50 g de chocolate blanco
  • 100 g de nata liquida
  • Un chorrito de aceite suave
  • Mermelada de moras o frutos rojos
  • Moras enteras
Sachër
Fíjate como se consigue un efecto brownie abizcochado…similar a la textura de una Sachër.

Elaboración del brownie Sachër:

Partimos de la base que un brownie es un tipo de bizcocho denso que además no hace “miga” ya que no lleva levadura y muy poca cantidad de harina. Pero mi propuesta debía ser un bizcocho potente y denso, pero cocinado. Que se pareciera más a un bizcocho tipo Sachër, pero sin una miga tan suelta. Así que lo único que varié de la maravillosa receta de mi amiga Laube Leal fue la cantidad de harina y la pizca de levadura en polvo para que “abizcochara” un poco más.

Tan solo has de mezclar los huevos con el azúcar hasta que dupliquen su volumen. Mientras tanto, derrite el chocolate con la mantequilla y tamiza la harina con el polvo de hornear.

Prepara el molde elegido para hornear tus brownies Sachër. En mi caso le di uso a una placa de 8 minimoldes rectangulares de ración. Les puse papel de hornear en la base y engrase las paredes. Enciende el horno a 180ºC con calor a ambos lados.

Volvamos a la masa Sachër: con la amasadora de varillas de tu bol encendida y a velocidad medio-baja, vierte lentamente el chocolate a la mezcla de huevos y azúcar. Para la máquina y agrega de dos o tres veces la harina, integrando el conjunto con movimientos envolventes. Llena a ¾ de capacidad los huecos de los minimoldes o del molde que hayas elegido.

Hornea los brownies durante 18 o 20 minutos o hasta que veas que la superficie se ha inflado un poco y se cuartea. Pincha con una brocheta y si esta sale húmeda y con algún trocito de miga, es que ya están cocinados. Si aún sale líquido, dale unos minutos más. Deja enfriar por completo.

Preparemos las coberturas y decoraciones para que parezca una Sachër de verdad, pero a mi manera.

Por un lado derrite el cacao negro con un chorrito de aceite suave y otro de nata. Tan solo para que al enfriar quede duro pero no rígido. La cobertura es similar a la que preparé para cubrir esta tarta de zanahorias.

Haz lo mismo con el chocolate blanco. En esta ocasión solo agrega un poco de nata liquida para que mejore su fluidez.

Cuando los brownies estén fríos, sácalos del molde y ponlos del revés (con la base hacia arriba) sobre una rejilla. Cúbrelos con el chocolate negro de manera que por los bordes caigan unos hilillos. Al darle la vuelta, el efecto óptico es muy chulo. Una vez cubiertos, mételos en la nevera hasta que solidifique y los puedas manejar.

Esta tradicional tarta suele tener cobertura de chocolate en la superficie. Mi brownie Sachër tiene esa cobertura en la base y sus bordes. El efecto óptico de la cobertura «inversa» me parece muy original.

Detalle de mi Sachër
En cada bocado de esta Sachër hay una mezcla de sabores y texturas muy equilibrada.

Colócalos en una fuente, con la superficie hacia arriba y decora al gusto con la mermelada elegida, la ganache de cacao blanco y las moras. El acompañamiento en su degustación la dejo de tu parte.

Los blogs que participan en este reto, como siempre son:

Sobre el autor: Iván Alonso

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se publicará.

Información sobre protección de datos:

Responsable: Iván Alonso Jiménez.

Fin del tratamiento: Controlar el spam, y gestionar los comentarios.

Legitimación: Tu consentimiento.

Comunicación de los datos: No se publicarán los datos, salvo por obligación legal.

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad u olvido.

Contacto: panescongarra@gmail.com