Me llamo Iván y vivo en Arucas, un tranquilo municipio de la isla de Gran Canaria. Me dedico profesionalmente a la venta de electrodomésticos desde hace casi 15 años, por lo que la afición a la cocina que he tenido desde siempre se ha visto reforzada desde el ámbito laboral. Quizás me sigas a través de La Cocina de un Solitario, blog del que soy autor desde hace 7 años. Así que, si sabes quién soy y, además, me sigues por mi afición a la gastronomía, sabrás que hace unos 4 años  horneo mi propio pan.

¡Yo solo quería comer buen pan!

Todo surgió tras darme cuenta de que, a pesar de mis intentos por encontrar pan de calidad, no existía en mi pueblo una sola panadería artesanal, donde comprar unas buenas hogazas.

Así empezó mi incursión en el mundo de la panadería. Comencé experimentando con aparatos que amasaban y cocinaban el pan en un proceso automático, a la vez que me documentaba concienzudamente sobre los procesos de panificación de la manera más artesanal posible. A medida que mi aprendizaje autodidacta continuaba, apoyándome en manuales de panaderos profesionales, fui relegando al olvido aquellos aparatos automáticos para empezar a meter las manos en la masa, pasando de un simple amasado mecánico a uno puramente manual, lo que dio lugar a mis primeras hogazas auténticamente artesanales, cocidas luego en un horno tradicional.

Fue así, como  de manera paulatina, deje de comprar “eso que llaman pan”, para comenzar a preparar y comer un producto básico en mi alimentación y de una calidad infinitamente mejor que lo que podía conseguir en la calle.

Todo este proceso se fue viendo en el blog y, según iba pasando el tiempo, el pan se hacía un hueco cada vez mayor entre mis recetas, alternando mis guisos y postres con una nueva hogaza o unos panecillos de tal o cual manera.

Panes con garra se abre paso

 

Panes con garra se iba abriendo paso, aunque ni yo mismo era consciente de ello. A pesar del desarrollo exponencial de mi afición por la panadería, la decisión de abandonar «La cocina de un solitario» en pro de una nueva web no fue fácil de tomar. Ahora, Panes con garra nace con la intención de convertirse en un espacio .divulgativo en el que continuaré proponiendo y enseñando todo lo que se cuece en mi horno.

Agarra tu pan

Este será el espacio dedicado enteramente a recetas panaderas. Aquí podrás ver desde una hogaza típica de matalahúva hasta el más exquisito y trabajado Panetonne tradicional, pasando por unos tiernos panes de hamburguesa o unos grisines bien crujientes para picar con los amigos entre cervezas y tapas.

Aquí no hay pan

Tampoco me olvido de la cocina tradicional y, dado que La Cocina de un Solitario no tendrá nuevas publicaciones, he dejado un pequeño hueco en esta nueva web para recetas que no tendrán que ver con la panadería. En la sección «Aquí no hay pan» encontrarás, de manera puntual, algunas de mis mejores preparaciones: guisos, mermeladas caseras o  postres de categoría formarán parte de esta sección.

Tu Panarrería

También he querido que la divulgación y el aprendizaje formen parte de mi nueva web. «Tu Panarrería» será el lugar donde consultar reseñas y recomendaciones bibliográficas, y donde colgaré y publicitaré contenidos relacionados con el mundo del pan. Si deseas hacer cualquier consulta, recomendación o comentario que vaya a enriquecer este lugar, este será el foro ideal para ello.

Espero que el gusano panario te invada como a mí, y que con cada nueva receta aprendamos, un poco más de este humilde y necesario oficio que es la panadería.

No quiero despedirme sin agradecer el gran trabajo y ayuda personal ofrecidos por mis amigas Mina y Laura a las cuales les debo el montaje de la web y trabajo fotográfico. Siempre he apostado por contar con la profesionalidad y buen hacer de personas que aman su trabajo. Si quieres saber mas de su arte y trabajo puedes visitarlas en Mortiz y LaubeLeal respectivamente.