bundcake

Queque, bizcohco o bundcake

En este articulo voy a intentar, bajo mi poco conocimiento técnico repostero, pero tirando de la experiencia propia, desmitificar la elaboración de un bundcake. Se conoce como bundcake a un molde de aluminio fundido con chimenea central. Los más conocidos son los de la marca Nordic Ware por sus diseños tan originales. A mi me gustan mucho los que tienen detalles geométricos como el que he usado en esta ocasión (es el único que tengo de momento).

No obstante, tambien se conoce al bundcake como al tipo de bizcochos con origen en el pastel alemán Gugelhupf, hecho con una fórmula cargada de mantequilla y azúcar, aparte de harina, huevos y lo que se le quiera aportar de sabor.

En su día, adquirí este precioso molde de Nordic que usé apenas 3 veces sin pena ni gloria: solo el primero me salió perfecto; a partir de ahí todos se pegaban más o menos y, si no se pegaban, me resultaba un verdadero suplicio la limpieza posterior. Al quinto o sexto uso, lo renegué al fondo del armario y sinceramente no lo deseché ni regalé porque fue un regalo y no me parecía….

bundcake

Un día, haciendo limpieza e inventario de utensilios panarras, me dio por darle la última oportunidad a este molde de bundcake. Pensé: «bueno sino sirves para un buen queque, al menos te guardo para flanes y pudding…»

Me puse manos a la obra, refresqué la memoria de procesos, ingrediente y liturgia…y en una de las consultas que hice, explicaba claramente que el bundcake, como cualquier bizcocho, se hornearía en la rejilla del horno. Eso me hizo arquear la ceja porque, mis bizcochos nunca los había horneado en la rejilla. Nunca.

Y cuando empiezo a ver unas y otras recetas, resulta que todas,sean bundcake o no, se horneaban en rejilla, ¿entonces porque a mi se me han horneado bien la mayoria(por no decir todos) de los queques y bizcochos que he preparado siendo todos horneados con el molde en la bandeja?.

Creo que hay liturgias que son más ortodoxas que otras, pero en el caso del molde bundcake, tiene su lógica: el aluminio colado tienen la capacidad térmica de absorber y retener mejor el calor, por lo tanto si está en contacto directo con una bandeja caliente( además del calor de la bóveda del horno) es normal que la base del molde se recaliente y, en consecuencia, la masa se cocine antes que el resto y al final se termine quemando y pegando al mismo fondo.

Descubierto esto, me lancé a preparar una receta de bundcake de la cosecha de mi amiga Laura de Laube Leal, que, además tiene el mismo molde y lo ha usado con distintas recetas, no precisamente de bundcake. Es más, de las tres recetas que he preparado en este tiempo, después de rescatar el molde, ninguna ha sido típicamente de bundcake (cargada de huevos, azúcar y mantequilla, demasiada para mi gusto).

De momento, te contaré que preparé el que ves en las fotos con una receta de Laura me aseguró que salía seguro; y luego hice otro de calabaza y especias, de su blog tambien(cambiando calabacín por calabaza) y el tercero y último, de mi cosecha y arriesgando cantidades y alterando un poco el proceso. ¿Comenzamos?

BundCake de limón y almendras:

Ingredientes:

  • 6 huevos pequeños
  • 100 g de almendra molida
  • 200 g de harina repostera
  • 12 g levadura en polvo
  • 180 g mantequilla sin sal
  • Un pizco de sal
  • 180 g azúcar
  • El zumo de 2 limones y la ralladura de unos más

Elaboración:

Es importante, por comodidad, tener todos los ingredientes pesados para ir rápido en el proceso así que tenlo todo dispuesto en la mesa de trabajo y cerca de la amasadora eléctrica.

Primero se batirá la mantequilla, el azúcar, la ralladura de limón y almendras molidas durante 2 minutos hasta que este todo bien integrado. A continuación, ve agregando los huevos de uno en uno e incorpora el zumo de limón sin dejar de mezclar con la batidora.

Enciende el horno a 180ºC con calor a ambos lados y sin ventilador, disponiendo la rejilla a media altura.

bundcake

Sigamos con el proceso de mezclado, añadiendo la harina tamizada y removiendo a mano con espátula si quieres, solo hasta que esté incorporada. Vierte el contenido en el molde engrasado(mantequilla, spray o aceite ) y enharinado. Da unos golpecitos al molde para que se nivele y no queden burbujas en el interior.

Hornea durante 45-50 minutos a 180°C, calor arriba y abajo. Antes de sacarlo del horno, comprueba si está hecho pinchando con una brocheta y si esta sale limpia, sácalo y déjalo entibiar 10 min. Agita el molde con movimientos secos para que el bizcocho se suelte y vuélcalo sobre una rejilla. Una vez frío, añade la decoración como prefieras. En mi caso adorné con unas virutas de piel de limón y almendras picadas.

El éxito, como puedes ver en las fotos fue rotundo. Las dos experiencias siguientes fueron igual de buenas. En una ocasión, varié la receta cambiando calabacín por calabaza y especias y ademas engrasé con spray desmoldante y enhariné levemente. Este tipo de bizcochos y pasteles con verduras entre sus ingredientes quedan muy jugosos. Puedes echar un vistazo a este de zanahoria que usé para la tarta de una celebración.

He de decir que el enharinado me resulta algo incomodo y le quita lustre al resultado final, así que en la tercera pieza horneada me lancé y solo use spray desmoldante.

En esta tercera opción, el proceso fue parecido a la formula del que relaté anteriormente pero queria (y me apetecía) algo de chocolate. Parti de los mismos ingredientes sustituyendo la harina de almendras por 50 gramos de cacao en polvo y, ademas, cambié mantequilla por aceite de girasol. Te pongo el listado completo de esta ultima fórmula:

  • 6 huevos pequeños
  • 50 g de cacao puro en polvo
  • 200 g de harina repostera
  • 12 g levadura en polvo
  • 180 g de aceite suave
  • Un pizco de sal
  • 200 g azúcar panela
  • un par de cucharadas de crema de avellanas y un toque de vainilla

Como ves, las proporciones no cambian mucho aunque añadí un componente cremoso/graso que podría hacer fallar la fórmula, pero a a la vista de la foto, veras que salió muy rico y bastante potente en chocolate, que es lo que buscaba.

Para mi, definitivamente y según mi experiencia, la clave radica, no tanto en la fórmula o proceso de amasado como en la forma de hornearlo. Si cambias la formula, cambia la textura (más o menos jugoso, mas o menos pesado) pero no se adhiere porque la receta no sea la original de un bundcake o porque no agregues este o aquel ingrediente antes o después del otro o de alguna manera diferente.

bundcake de cacao

He llegado a la conclusión que un molde bundcake es igual que otro a efectos de uso pero que, evidentemente, por su material y diseño hace que sean más duraderos y con resultados mas vistosos. Disfrutemos y no seamos tan ortodoxos en nuestras cocinas.

Sobre el autor: Iván Alonso

Tiene un comentario de “Queque, bizcohco o bundcake”

Puedes responder o Trackback en este post.

  1. Laura - el 26 noviembre, 2021 a las 5:21 pm Respuesta

    Pues te quedó con pintaza, Iván. ¡Qué rico! Ya sabes que lo que lleva limón, me encanta.
    Besitos.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se publicará.

Información sobre protección de datos:

Responsable: Iván Alonso Jiménez.

Fin del tratamiento: Controlar el spam, y gestionar los comentarios.

Legitimación: Tu consentimiento.

Comunicación de los datos: No se publicarán los datos, salvo por obligación legal.

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad u olvido.

Contacto: panescongarra@gmail.com