Centeno en mi pan de molde

Este pan con centeno que te muestro aquí, es un formato más integral que el anterior que publiqué de espelta.

Siempre que pruebo a hacer un nuevo pan de molde, parto de la receta básica que tengo en el obrador desde el principio, porque nunca falla, y ya es rutina de obrador. El centeno es un cereal que le da un sabor muy profundo y rústico a los panes, y las semillas aportan ese crunch que tanto me gusta. Todos mis panes de molde tienen lo que ves, y saben a lo que tiene. ¡Palabra de panarra!

¿Quieres estas rebanadas de centeno tiernas y apetitosas de la foto?

Ingredientes para una pieza en molde metálico de 24 cm:

  • 115 gr. de agua
  • 115 gr. de leche semidesnatada
  • 6 gr. de levadura seca
  • 20 gr. de azúcar
  • 40 gr. de mantequilla en pomada
  • 300gr. de harina de trigo
  • 50 gr de harina de centeno integral
  • 50 gr de harina blanca de centeno
  • 50-60 gr de semillas varias
  • 8 gr. de sal marina
El centeno y las semillas que agrego en la masa, aportan un gran sabor campestre.

¿Cómo preparar este pan con centeno rico, nutritivo y repleto de sabor?

Agrega las diferentes harinas de la lista de ingredientes al bol de amasado junto con el agua y la leche (o bebida vegetal) y trabaja la mezcla con el gancho durante unos minutos, hasta que la masa empiece a cohesionar y se agarre al gancho. Deja reposar unos 30 o 40 minutos. A este primer proceso se le llama autolisis y aquí hablo más en profundidad sobre ello.

Pasado el tiempo de autolisis, agrega el resto de ingredientes y sigue amasando hasta que la obtengas una masa lisa y manejable. Puedes necesitar algo más de líquido, pues las harinas tienen distinta capacidad de absorción y además, la de centeno se comporta de distinta manera. Agrega agua a cucharadas si lo ves necesario.

Una vez amasada y lisa, deja reposar la masa hasta que notes que ha subido un poco y este blanda y esponjosa.

Retarda la fermentación en frío durante toda la noche, y al día siguiente, dale forma y reposo hasta que este listo para el horneado.

Una vez pasada la primera fermentación, saca la masa del bol, forma y rectángulo de un ancho similar al molde de horneado y enrolla bien prieto para que, al hornear, no se separen las capas. Coloca el rollo en el molde cubierto con papel vegetal y déjalo reposar hasta el horneado final. Cuando toques la superficie del pan y este “rebote” levemente, precalienta el horno a 200ºC con calor por ambos lados (sin ventilador). Antes de meter el molde en el horno pulveriza la superficie con un poco de agua o pincela con leche. Hornea durante unos 30-35 minutos.

Revisa el dorado de la pieza. Si ves que los laterales están algo blancos aún hornea 10 minutos más y sin molde hasta que tome el color deseado.

¿Alergias o dietas? ¡No renuncies a este pan con centeno tan rico!

Versión light: elimina el azúcar y usa menos mantequilla, con 20 gramos, será suficiente.

Versión veggie: sustituye la leche por bebida vegetal y la mantequilla por margarina vegetal o aceite de semillas de sabor suave.

¿Alguna alergia? No, tampoco me olvido de ti: cambia la leche convencional por su versión lactofree o por bebida vegetal de avena, que potenciará además, el sabor a cereal de tu pan. Agrega la margarina que uses habitualmente, o algún aceite de sabor suave.

Incluido en tu rutina semanal, este pan de molde será un éxito seguro en cualquier desayuno o merienda… ¡no querrán otra cosa!

Sobre el autor: Iván Alonso

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se publicará.

Información sobre protección de datos:

Responsable: Iván Alonso Jiménez.

Fin del tratamiento: Controlar el spam, y gestionar los comentarios.

Legitimación: Tu consentimiento.

Comunicación de los datos: No se publicarán los datos, salvo por obligación legal.

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad u olvido.

Contacto: panescongarra@gmail.com