Pan de molde integral

¿Un pan de molde integral, lleno de nutrientes y sabroso?Claro que es posible,sigue leyendo

Esta es una receta de esas de fondo de armario, de las que no fallan nunca, convirtiéndose así en rutina de obrador. Tiene un punto integral que lo hace más digestivo y una buena mezcla de semillas que le da un sabor a fruto seco que no habrás probado nunca. Y es que mi pan de molde tiene por dentro, lo que ves por fuera: un 25% de harina integral y alrededor de un 10% de semillas (chia, sésamo, lino, linaza, mijo, girasol)

Esto no lo verás en ningún estante de supermercado ¡Palabra de panarra!

Para conseguir esas rebanadas tiernas y jugosas que ves en la foto, vamos a versionar el pan de molde blanco que ya publiqué hace un tiempo.

Ingredientes para una pieza en molde metálico de 24 cm:

  • 115 gr. de agua
  • 115 gr. de leche semidesnatada
  • 6 gr. de levadura seca
  • 20 gr. de azúcar
  • 40 gr. de mantequilla en pomada
  • 300 gr. de harina de trigo
  • 100 gr de harina de espelta integral
  • 50-60 gr de semillas varias
  • 8 gr. de sal marina

Como preparar un pan de molde rico, sano y lleno de sabor:

Agrega los ingredientes, en el orden de la lista, al bol de amasado y trabaja la mezcla con el gancho durante unos minutos, hasta que la masa se agarre al mismo y se despegue fácilmente de las paredes del bol. Puedes necesitar algo más de líquido, pues como sabes, las harinas tienen distinta capacidad de absorción.

rebanadas cargadas de sabor

Una vez amasada y lisa, déjala reposar unas cuantas horas a temperatura ambiente o toda la noche en la nevera. Yo suelo forzar una fermentación fría en bloque (nevera) y al día siguiente, por la mañana, darle forma y dejarlo levar tranquilamente dentro del horno otras pocas horas más.

No renuncies a una fermentación en frío. Los reposos largos benefician la digestibilidad de tu pan de molde

Para ello, una vez pasada la primera fermentación en bloque, saca la masa del bol y forma y rectángulo de un ancho similar al molde de horneado y forma un rollo bien prieto para que, al cocer, no se separen las capas. La miga de un pan de molde no es alveolada. Coloca el rollo en el molde que habrás cubierto con papel vegetal y déjalo reposar hasta el horneado final. ¿Cuántas horas? Pues todo dependerá de la temperatura y de cuánto tiempo levo en la nevera. Lo sabrás cuando, al casi doblar su tamaño, toques la superficie del pan y este “rebote” levemente.

Coordina este último reposo en el molde con el precalentado del horno para que, pasado el tiempo de levado, el horno esté a 195-200ºC. Hornea a esa temperatura durante 25-30 minutos.

Revisa dorado de la pieza. Saca el pan del molde y si notas que está algo blanco, mete la barra en el horno durante 10 minutos más o hasta que tome el color deseado.

Puedes modificar este pan de molde a gusto del consumidor

Si quieres una versión ligera en calorías, elimina el azúcar y usa menos mantequilla, con 20 gramos, será suficiente.

Si eres vegano, sustituye la leche por bebida vegetal y la mantequilla por margarina vegetal o aceite de semillas de sabor suave.

Si eres  alérgico  a la lactosa, cambia la leche convencional por leche sin lactosa o por bebida vegetal de avena, que potenciará además, el sabor a cereal de tu pan.

Una miga densa pero tierna

Si incluyes en tu rutina semanal un pan de molde de este tipo, en casa no querrán otra cosa. ¡Van a pedirte hasta las migas del tostador!

Sobre el autor: Iván Alonso

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se publicará.

Información sobre protección de datos:

Responsable: Iván Alonso Jiménez.

Fin del tratamiento: Controlar el spam, y gestionar los comentarios.

Legitimación: Tu consentimiento.

Comunicación de los datos: No se publicarán los datos, salvo por obligación legal.

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad u olvido.

Contacto: panescongarra@gmail.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.