Mini Brioche Trenzado

¿Has organizado una merienda y quieres sorprender a tus invitados? ¡Un Brioche puede ser la solución!

Hoy te traigo una masa facilita, pero con una presencia elegante y  muy lustrosa. Muy parecida a la textura de una media luna, pero más sabrosa que ésta, debido al aporte extra de leche y huevo. Generalmente, cuando hago piezas tipo brioche suelo combinar agua y leche, una yema, algo de azúcar y aceite de oliva o girasol como elemento graso. En esta ocasión, y como verás en la lista de ingredientes, la proporción aumenta considerablemente y he cambiado aceite por mantequilla.
Estas masas tan sencillas de manejar te facilitarán su formado ya que la textura es muy maleable y no se pega nada a las manos. Si ves algún formado diferente al que yo te propongo, practícalo con esta preparación. Verás que fácil resulta. Vamos a ello.

¿Te atreves a preparar estas trenzas?Que no se te olvide nada, toma buena nota:

• 240 ml de leche entera o semidesnatada
• 1 huevo entero
• 20 g de mantequilla
• 30 g de azúcar panela
• 6 g de levadura seca
• 500 g de harina de fuerza
• 5 g de sal
• 1 yema para pincelar

¡Anímate y amasa con ganas!

Vierte todos los ingredientes en el bol amasador y en el mismo orden de la lista anterior, menos la yema que usaremos para pincelar. Amasa profundamente durante unos minutos hasta que la masa haga bola en el gancho de tu amasadora y no se pegue a las paredes del bol, en caso de amasado manual. Deja reposar la preparación un rato hasta que notes la masa algo blanda, señal de que ha empezado a fermentar.
Vuelve a amasar con suavidad, eliminando el gas del interior de la preparación. Cuando notes que la masa se ha vuelto tensa separa 9 porciones de unos 90-95 gramos de peso, boléalas y déjalas reposar 15-20 minutos para que se relajen y sean manejables.

Con cada porción, forma tiras de unos 30 centímetros de largo y forma trenzas de tres tiras. Con los ingredientes y pesos propuestos te saldrán 3 trenzas de tamaño medio.
Presenta las trenzas en la bandeja donde vayan a ser horneadas y sobre papel vegetal. Pincela con la yema de huevo mezclada con una cucharada de agua. Deja reposar unos 90 minutos o hasta que haya doblado su tamaño. Calcula el tiempo que tarde en calentar tu horno para que, cuando esté precalentado a 180ºC (con ventilador), las trenzas estén listas para ser horneadas.

Sólo falta un toque de calor, así que enciende el horno.

Vuelve a pincelar las piezas y mételas en el horno ya caliente para cocinar durante 15-18 minutos o hasta que tomen un tono dorado como el de la foto, dependiendo del horno.

Una vez cocinadas y doradas las trenzas, apaga el horno, abre la puerta y deja la bandeja entresacada del horno. Este truco te funcionará para que las masas fermentadas dulces no se cuarteen en su superficie con el cambio drástico de temperatura y humedad, entre el horno y el exterior. En un pan no es malo que la corteza se cuartee, queda bonito y rústico, pero en una pieza dulce y elegante, pretendemos una corteza fina, lisa y brillante. Termina la preparación pincelando con un poco de leche para dar un lustre más brillante a las trenzas.

El éxito está asegurado para una merienda con amigos acompañado de un té, infusión o bebida caliente. No dejaran ni las migas, te lo prometo.

Sobre el autor: Iván Alonso

Has one comment de “Mini Brioche Trenzado”

Puedes responder o Trackback en este post.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se publicará.

Información sobre protección de datos:

Responsable: Iván Alonso Jiménez.

Fin del tratamiento: Controlar el spam, y gestionar los comentarios.

Legitimación: Tu consentimiento.

Comunicación de los datos: No se publicarán los datos, salvo por obligación legal.

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad u olvido.

Contacto: panescongarra@gmail.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.