Ensalada fresca de Salmón

¿Te gusta aprovechar la mañana en la playa y llegar “a mesa puesta”?

Si eres de los que les gusta ir a la playa muy temprano, y almorzar en casa un plato fresquito sin ensuciar demasiado, deja esta ensalada de salmón preparada de vísperas. De un día para otro, los sabores se asentarán, convirtiéndose en un plato de categoría, completo, nutritivo y económico.

Los canarios aún disfrutamos de verano, aunque dentro de poco ya sea otoño…o veroño

El mes de octubre, en Canarias, aún suele hacer buen tiempo. Aquí, tenemos la  suerte de disfrutar de un verano atípico que por mi zona se conoce como veroño, y es que, a efectos prácticos, no termina de irse el verano, y sin embargo a media tarde empieza a refrescar más pronto y anochece antes,característica típica del otoño. Las playas aún se atestan de bañistas apurando el último rayito de sol, aprovechando cualquier rato libre para despejar la mente…

Venga, ¡prepara los ingredientes! Esta lista te dará para dos raciones:

  • 1 papa mediana
  • 1 zanahoria mediana
  • 6-7 habichuelas frescas
  • 10-12 aceitunas al gusto(sin hueso)
  • 2 huevos cocidos
  • 1 aguacate grande
  • mahonesa casera al gusto
  • 100-150 g de salmón fresco

En poco más de una hora estará lista, ¿me sigues?:

En una olla exprés, vierte un dedo de agua y monta el cesto de vapor. Coloca la pieza de salmón, las verduras lavadas en cuadraditos medianos y, si te apañas, como hice yo, acomoda los huevos en la parte de fuera del cesto directamente en la base de la olla, si no, cuécelos a parte. Cierra la olla y cocina por unos minutos.

Mientras se cocina la verdura, prepara la salsa mahonesa. en mi caso, agregue unas gotas de zumo de limón y media cucharadita de mostaza de Dijón a la receta tradicional.

El tiempo de cocción, depende de la olla que tengas. Ten en cuenta que el salmón se cocina en muy poco tiempo y la verdura, al estar troceada en pequeño tamaño, también. Yo me guié por el tiempo de cocción de los huevos, así que cuando la válvula subió,le deje 5 minutos a fuego medio-bajo y seguidamente aparte la olla del fogón.

Abre la olla y deja atemperar el salmón en un plato a parte. Casca y pela los huevos y dispón las verduras en la fuente donde vayas a preparar y guardar la ensalada. Desmenuza el salmón en migas medianas, de manera que se vean en la fuente de presentación y agrégalos a las verduras. Haz lo mismo con los huevos. Luego pela el aguacate, que no debe estar muy maduro para que no se deshaga demasiado, y trocéalo en tamaño similar al resto de ingredientes, añadiéndolos a la preparación ,con cuidado de no destrozar el conjunto. Por último, vierte la cantidad justa de salsa mahonesa para mezclar los ingredientes de tu ensalada y los sabores se mezclen. Tapa la fuente, métela en la nevera y déjala reposar hasta el día siguiente.

Presenta la ensalada

Al día siguiente, cuando vayas a emplatarla, remueve la ensalada en el bol y prepara las raciones. Preséntala en cuencos individuales con una cucharada de mahonesa al gusto y decora con unas migas de salmón y una loncha de huevo duro o aguacate, como ves en la foto.

¿No te parece ideal llegar de la playa y tener este almuerzo preparado en pocos minutos? Pues acompañado de una copa de un buen vino blanco frío, el menú se convierte en una auténtica delicatessen…¡te lo aseguro!

Sigue estos consejos para que tu ensalada sea de categoría:

  1. Es importante que la verdura se guise al vapor para que no tenga nada de agua. Si lo haces con verduras de bote o guisada en agua, la ensalada resultará acuosa y nada atractiva a la vista.
  2. La mahonesa casera le dará un toque especial ya que podrás hacer que sea mas o menos espesa y añadirás el ingrediente secreto que tú quieres, pero si optas por comerte esta ensalada bajo la sombrilla, úsala de bote,así evitarás intoxicaciones indeseables. Es muy arriesgado tomar huevo crudo, si no aseguras una cadena de frío constante, y eso solo lo puedes hacer en casa.
  3. Si no tienes salmón fresco, usa el ahumado y si no te gusta el salmón opta por cualquier pieza de pescado fresco que puedas cocinar al vapor. Debe ser de carne tersa y prieta. Como última opción, tienes el atún o el bonito, del cual te recomiendo usar la ventresca. Es la mejor parte de este pescado para estas preparaciones frías.

Te invito a que pruebes mi propuesta y si tienes tu versión, cuéntame como la has preparado, ¡seguro que estará tan buena o mejor que la mía!

Sobre el autor: Iván Alonso

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.