Brioche especiado de mantequilla con glaseado de miel

Para este brioche he utilizado este molde de cerámica de Emile Henry que mi gran amiga Laura , conocedora de mis gustos culinarios, me ha regalado por mi cumpleaños.

Esta marca comercial fabrica productos en cerámica de gran calidad y antiadherente por su recubrimiento esmaltado. Los hay de diferentes tamaños y formas para cualquier tipo de postre entrantes tartas o asados…Estoy seguro que no será el único que tenga en mi cocina de aquí a un tiempo. Y es que además son tan bonitos que se prestan en algunos casos a servir de objeto decorativo. ¡¡No me digas que no son chulos!!

En este caso lo que he querido estrenar con un brioche, dulce típico de esta forma de moldes, aunque ya tengo otras ideas para las que no son tan usados…

Este molde de estrella es una auténtica joya

Vamos pues a preparar este rico pan dulce aromatizado con especias y miel. ¿Me sigues?

Ingredientes para este exquisito brioche :

  • 400 gr de harina de fuerza
  • 230 gr de leche semidesnatada
  • 1 huevo
  • 60 gr de mantequilla
  • 40 gr de azúcar panela
  • 4 gr de levadura seca
  • Una pizca de sal
  • Media cucharadita de las siguientes especias: Cardamomo molido, canela, nuez moscada, clavo
  • Un trozo, al gusto, de cáscara de limón
  • Para decorar: huevo batido, mezcla de semillas al gusto y miel

Elaboración

Para preparar este rico brioche, primero debes infusionar a fuego medio la leche con las especias y la cáscara de limón en un cazo. Cuando comience a humear, baja un poco el calor y deja que suelte todo su aroma durante 10 minutos. Finalmente, deja reposar un rato para atemperar la infusión.

En el bol de tu amasadora eléctrica o tu cuenco de amasado manual, agrega la  leche aromatizada, la levadura y la mantequilla junto al resto de ingredientes de la lista, acabando con la harina y la sal. Amasa a velocidad 1 o a mano hasta que notes que la masa este bien cohesionada. Déjala reposar unos 10 minutos.

¿Te has fijado como brilla el glaseado de miel?

Pasado ese reposo, vuelve a amasar unos minutos más hasta que la preparación se convierta en una masa lisa y brillante. Luego, Vuélcala en la mesa de trabajo y  con la técnica de amasado francés que se usó, por ejemplo, en este maravilloso panettone y  da el acabado final a la masa. Es una técnica que resulta perfecta para este tipo de masas hidratadas y con un alto nivel de graso.

Este tipo de masas grasas e hidratadas agradece un buen amasado francés

Bolea ligeramente haciendo rodar la bola sobre sí misma y finalmente tapa con un paño húmedo. Deja reposar la masa entre 30 y 45 minutos en la misma mesa de trabajo.

Una vez se haya relajado y la fermentación ha hecho crecer un poco la masa, sepárala en bolas:

He preparado 5 bolas de 140 gramos y una más pequeña que coronará este delicioso dulce.

Engrasa el molde por todos sus lados y hendiduras para que la masa leve bien y desmolde perfectamente. Dispón las 5 porciones bien boleadas y prietas en el fondo y en el centro la más pequeña. Tapa el molde y déjalo reposar al menos 2 horas a temperatura ambiente.

En este caso, mi agenda no me permitió hornear sobre la marcha, así que tuve que meterlo en nevera entre 8 y 10 horas para ralentizar la fermentación final. Luego, para cocinarlo, habría que dejarlo atemperar un par de horas más antes de preparar el horno.

Notarás una enorme diferencia en el brioche, si dejas reposar la masa en la nevera unas cuantas horas. Luego, atempera en un lugar tibio un par de horas más y hornea.

Si tienes tiempo de seguir con la receta después de las dos horas de reposo, genial, pero siempre recomiendo una larga fermentación en frío la cual mejora notablemente la textura y digestibilidad de la miga.

Precalienta el horno a 200ºC y al momento justo de hornear, pincela toda la superficie del brioche con huevo batido y decora al gusto con las semillas preferidas. Mete en el horno, bajando la temperatura a 190º, durante 35 minutos aproximadamente.

Si notas que se tuesta demasiado en la superficie, cubre con papel vegetal o de aluminio.

Usa una miel de calidad en el glaseado. no estropees este exquisito dulce con esas marcas de dudosa calidad. Si tienes dudas, cualquier miel ecológica será buena.

Mientras se hornea, prepara el glaseado  de miel: tan solo vierte 2 o 3 cucharadas de miel en un bol y calienta a baño maría o a microondas hasta que se licue un poco y cubra bien por toda la superficie de nuestro dulce.

Nada más sacar el brioche del horno, ayudándote de una brocha de silicona o similar, cubre con cuidado toda la superficie del mismo con la miel. Así crearás una capa brillante que, además de aportar sabor, protegerá la humedad y jugosidad del interior mientras se enfría.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Puedes tomarlo con una infusión o tu bebida caliente preferida. Si lo guardas en una bolsa de plástico al abrigo del aire, se conservará perfectamente durante 3 o 4 días…sino te lo comes antes, claro.

Sobre el autor: Iván Alonso

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se publicará.

Información sobre protección de datos:

Responsable: Iván Alonso Jiménez.

Fin del tratamiento: Controlar el spam, y gestionar los comentarios.

Legitimación: Tu consentimiento.

Comunicación de los datos: No se publicarán los datos, salvo por obligación legal.

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad u olvido.

Contacto: panescongarra@gmail.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.